Menu

“Todos juntos hemos sabido llegar al final”

Noticia · 12 diciembre, 2016

Félix García Casas, director del equipo Junior y Responsable del Área deportiva de la Fundación Alberto Contador, habla de la experiencia de hacer el Camino de Santiago

Muchos dicen que el Camino de Santiago marca un antes y un después en sus vidas. En el caso de los miembros de la Fundación Alberto Contador tal vez sea exagerar un poco, ya que sólo hicieron las últimas etapas a pie, aunque resultaron intensas y llenas de significado. Sin duda fue una gran experiencia, con anécdotas que se recordarán en las conversaciones a lo largo de la temporada, y también una oportunidad para conocerse mejor como personas, algo que valoraron especialmente los responsables de la Fundación.

imageFélix García Casas, director del equipo Junior y responsable del área deportiva de la Fundación Alberto Contador, participó como uno más en la expedición a Santiago y aprovechó para analizar lo que espera que sean los equipos Polartec en 2017. “El equipo junior cada año es una pequeña incógnita, porque son muchos los corredores que cambian y los mejores pasan siempre a la categoría siguiente. Cada año supone una reestructuración. En 2017 tendremos 5 juniors de segundo año que serán los encargados de sacar el equipo adelante y, sobre todo, creo que el equipo está muy, muy compensado, con ciclistas para todos los terrenos, empezando por el último ganador de la Copa de España, Pol Hernández”.

En cuanto al equipo Sub-23, Félix García Casas señala que su misión más importante será “acabar de consagrarse en la categoría y demostrar a lo largo de toda la temporada lo que este año ha hecho sólo en algunas fases del año. Espero que el equipo alcance su madurez y mantenga la regularidad para ser una de las referencias del pelotón. Tenemos muchísima calidad, unos juniors que llegan apuntando muy alto, otros que llegan de fuera, tanto españoles como extranjeros, que también pueden aportar mucho. Corredores como Harrison Jones o Daniel Viegas pueden convertirse en referencia, lo mismo que muchos de sus compañeros”.

Volviendo al Camino de Santiago, García Casas cree que lo más acertado del proyecto “ha sido conjugar lo que siempre es la primera reunión del equipo, la de trabajar la convivencia y el conocimiento de todo el grupo, la relación entre corredores y staff, con la aportación especial del Camino en forma de superar un reto, de tener una experiencia cultural y además religiosa en el caso de los creyentes. Ha sido un campus más enriquecedor de lo habitual”.

Los cuatro días de marcha a través de la milenaria ruta ha aportado a los miembros de la Fundación Alberto Contador “la satisfacción de ser capaces de superar el reto de la dureza de los kilómetros recorridos a pie y de hacerlo todos juntos, sin dejar nadie atrás gracias al apoyo del grupo”, explica Félix. “Compartir con más de 40 personas una litera dentro de un pabellón común, compartir los baños, hacer turnos para la ducha, etc. poniéndonos todos a la misma altura, ya fueran corredores, directores o auxiliares, no es tan habitual. Los ciclistas más jóvenes han tenido la oportunidad de conocer bien a los sub-23, que para ellos son la referencia, el objetivo, y todos en general han terminado conociendo mucho mejor lo que significa la Fundación Contador y todo lo que les aporta”.

Lo mejor de estos días de convivencia, dice Félix García Casas, “es poder evaluar no tanto el componente físico de los corredores, algo que ya se da por descontado, sino su fuerza mental, sus cualidades personales. Caminar cinco horas de noche afecta a cualquiera y ahí han demostrado su fuerza de voluntad, su capacidad de superar los malos momentos, porque hubo chicos que lo pasaron mal, pero todos supieron al final salir adelante, que es lo importante”.

El responsable del área deportiva de la Fundación Contador cree importante que chicos “a partir de 16 años hayan vivido esta experiencia será inolvidable para ellos, lo mismo que para mí”, puntualiza. “El Camino de Santiago nos ha aportado capacidad mental, claridad de ideas y saber discernir qué es lo que queremos. Y cuando llegas al final del camino das por bueno todo lo que has pasado, desde las ampollas en los pies a comer sólo un bocadillo al mediodía o a pasar todo el día caminando con una mochila sobre los hombros”.

Félix García Casas, como todos en el grupo de caminantes, también formuló un deseo para la próxima temporada. “En la vida en general y en este deporte en especial, lo más importante es la salud. No hay que pedir mucho más, a nosotros lo que nos marca es cómo estás físicamente”. En cuanto a la Compostela, ésta no es la primera en su haber. “La guardaré junto a la que conseguí tras hacer el Camino en bici, aunque ahora que lo he vuelto a hacer a pie, el cambio ha sido radical. Así se convive más, lo ves todo más de cerca o por lo menos, esa es mi sensación. Ahora ha sido más intenso”.

Más noticias

Kometa Xstra
uvet Pedranzini A____ Gobik Luke Air Rotor Skoda Valtellina openjobmetis
Koo Enervit Vittoria elmec KASK Oliva Nova LOOK Premiummadrid Tacx Sportlast Jonh Smith Scicon Bend36 Training Peaks Navali Princesa Eboli Ambrosetti Pelletterie DMT Prologo Velotoze